Normas de seguridad básicas para castillos hinchables

baby-864137_640

Los recreativos hinchables son una atracción muy de moda en todo tipo de fiestas infantiles, pero como todas las actividades en las que hay involucrado público infantil es necesario conocer y seguir una serie de normas de seguridad para que no tengamos que lamentar ningún percance. Las normas de seguridad básicas para castillos hinchables son las siguientes:

  • El castillo debe estar en un lugar visible. La parte abierta debe quedar a la vista de personal adulto y estar siempre vigilado, de manera que en caso de producirse algún accidente se pueda reaccionar con la mayor rapidez posible.
  • La actividad debe estar supervisada por un adulto. Los niños no deben utilizar el castillo hinchable si ser vigilados. En caso de que en algún momento ningún adulto puede ejercer la supervisión pertinente, lo mejor es cerrar el paso a la atracción durante el tiempo pertinente.
  • En momentos en que las condiciones meteorológicas no sean óptimas, casos como lluvia o viento, se deberá proceder a abandonar la atracción ya que estas condiciones, siendo extremas, pueden dañar la estructura del castillo.
  • A la hora de asegurar la estructura se recomienda que el castillo hinchable tenga al menos seis puntos de fijación distribuidos por el perímetro, de esta manera la colchoneta aguantará los impactos sin sufrir ninguna deformación.
  • Debe existir un perímetro de seguridad para proteger a todos los que no estén utilizando la atracción. Se considera que el perímetro suficiente es de al menos un metro.
  • El terreno donde se asienta la atracción deberá permanecer liso y firme para evitar posibles daños en la colchoneta base. Lo mejor es colocar una lona entre la atracción y el suelo para evitar pinchazos y otros accidentes.
  • Se debe ser cauto en cuanto a las edades de utilización. Si bien no existe una edad mínima, se debe procurar que los niños que están utilizando el castillo sean de la misma edad para evitar que los más pequeños sufran daños.
  • Debemos leer y cumplir las normas específicas de cada atracción ya que existen castillos de diferentes características, lo que hace necesario una normativa específica para cada uno.
  • Motores, turbinas y otros periféricos, así como la lona de la atracción debe estar en buen estado. Si no es así se debe avisar a la empresa responsable para reparar o cambiar la atracción.

Estas son las normas básicas de seguridad para castillos hinchables, si tienes alguna duda o quieres contarnos tu experiencia puedes hacerlo en la sección de comentarios de nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *